Escribe: Paulo Vilca Una de las tragedias recurrentes para la infancia del altiplano puneño ocurre entre los meses de mayo a agosto de todos los años con la llegada de las heladas. Como ha sido denunciado múltiples veces, las bajas temperaturas de la época invernal afectan la vida y la salud de nuestros niños y niñas, quienes son las personas más vulnerables en este tipo de situaciones y deberían contar…

Mas Informacion